Inicio EUROPAAlemaniaBerlín 22 imprescindibles que ver en Berlín

22 imprescindibles que ver en Berlín

por Leticia A.
Catedral de Berlín

Apunta esta lista de imprescindibles que ver en tu viaje a Berlín. Algunos tan conocidos como la Puerta de Brademburgo o la Catedral de Berlín y otros no tan conocidos. No te los pierdas!

Lo ideal para poder verlos todos son 3 días. Pero depende del tiempo que le dediques a cada uno podrás verlo en 2 o en 4 días.

Introducción

La capital de Alemania es una ciudad llena de historia, y una de las partes de la historia más oscura de Europa, por desgracia. Pero es algo que han afrontado con gran filosofía, y es que no quieren ocultar estos hechos, sino mostrarlos al mundo y tenerlos presentes en su día a día. Para que a nadie se le olvide lo que pasó, para que no vuelva a pasar.

En sus museos podrás profundizar en este tema, y de hecho, muchos son gratis, porque no quieren sacar partido de un hecho histórico tan oscuro. Algo que me parece admirable y que otros países podrían aplicar.

Berlín es una ciudad renovada, con una mezcla entre lo que fue y lo que es. Edificios sobrios frente a edificios nuevos y modernos. No esperes una gran ciudad como París o Londres, Berlín no destaca por su arquitectura, sino por su historia. Es una ciudad con una diversidad cultural que te sorprenderá.

Para aprovechar tu visita al máximo y no perderte nada, aquí vienen los 22 imprescindibles que ver en Berlín.

1. Puerta de Brademburgo

No podíamos empezar la lista sobre qué ver en Berlín por otro lugar que por uno de los mayores símbolos de la ciudad.

Construida bajo el reinado de Federico Guillermo II, como puerta a una muralla que rodeaba la ciudad. Murallas que fueron derribadas dejando a la puerta como símbolo de grandiosidad. Mide 26 metros de altura, 65,5 de anchura y 11 metros de profundo.

La cuadriga de la Victoria, situada en lo más alto fue colocada unos años después.

En los años posteriores, la puerta quedó en tierra de nadie con la construcción del muro de Berlín hasta el famoso 22 de diciembre de 1989.

No puedes perderte visitarla tanto de día como de noche. Al atardecer coge un color rojizo-anaranjado que le da mayor encanto todavía.

Puerta de Brademburgo de noche
De noche, la Puerta de Brademburgo es la protagonista.

2. Monumento al Holocausto judío.

Inaugurado en 2005, se trata de un conjunto de más de 2.700 bloques de hormigón, todos diferentes en tamaño e inclinación. Como cada una de las personas asesinadas en el holocausto, todas diferentes, únicas.

Pasear por él te da esa sensación de agobio que quería transmitir el artista, pero lo que de verdad sobrecoge es mirar a un lado y a otro y prácticamente no ver un fin. Esa cantidad enorme de bloques, esa cantidad de personas asesinadas…

Bajo este monumento podrás encontrar un centro de visitantes donde saber un poco más sobre los judíos del holocausto. Un breve resumen de la historia, cartas que escribían a sus familiares, y una sala donde se proyectan los nombres de todos los asesinados y desaparecidos en toda Europa. Una grabación que dura seis años, siete meses y 27 días, aunque continuamente se siguen añadiendo nombres.

La visita es gratuita, y aunque las explicaciones están en inglés y en alemán, tienes disponible una audioguía con las traducciones al español por 3€.

Monumento al Holocausto
El Monumento al Holocausto en toda su extensión.

Monumento a la matanza de homosexuales

Cruzando la carretera, adentrándote un poco en el Tiergarten, podrás ver un cubo similar a los del monumento anterior. Con una “ventana” en él donde se pueden ver proyecciones sobre la homosexualidad.

Monumento a los Roma y Sinti asesinados durante el régimen nazi

También en el Tiergarten, encontramos este museo en homenaje a todas las comunidades “gitanas” de toda europa. Perseguidos y asesinados durante la dictadura. Los más numerosos fueron los Roma y los Sinti, pero hubo otros. En total cientos de miles de personas.

3. Alexanderplatz

Centro neurálgico de la Alemania comunista, aunque poco queda de aquello.

En esta plaza encontrarás restaurantes, tiendas de moda, … y puede que algún evento como un mercado vegano como nos pasó a nosotros.

No puedes perderte el reloj universal Ucrania, otro imprescindible que ver en Berlín, donde indica la hora de las principales ciudades del mundo.

4. Isla de los Museos

Un conjunto de museos situados en un islote en medio del río Spree, donde en la edad media se asentaron los primeros habitantes de Berlín. Federico Guillermo IV quería crear un “refugio a las artes y las ciencias”. De hecho, después de la reunificación de las dos alemanias, esta isla fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Los museos que componen este conjunto son:

  • Altes Museum o Museo Antiguo: El primer museo en 1830. Alberga arte y esculturas desde la antigua Grecia hasta el Imperio Romano.
  • Neues Museum o Museo Nuevo: Famoso por albergar el mismísimo busto de Nefertiti. Pero con una colección del Museo Egipcio y otra de Protohistoria.
  • Alte Nationalgalerie o Antiguia Galería Nacional: Incluye obras del clasicismo, Romanticismo, Bierdemeier, Impresionismo y Arte Contemporáneo.
  • Bode Museum o Museo Bode: con esculturas del s.XVIII.
  • Pergamon Museum o Museo del Pérgamo: el más visitado de Berlín, por obras como la puerta del mercado de Mileto y la puerta de Ishtar.

Si tienes tiempo, disfrutar al menos de uno de estos museos es una buena opción que ver en Berlín. Pero ten en cuenta que te ocupará prácticamente una mañana hacerlo.

Museo del Pérgamo
Sala del Altar del Pérgamo. Impresionante aun siendo una pequeña parte de lo que fue.
Puerta Mercado de Mileto
Puerta del Mercado de Mileto. Una de las más famosas visitas en el Museo del Pérgamo

5. Tiergarten

El Central Park de Berlín. Con 167 ha y antiguo coto de caza real, está situado prácticamente en el centro de la ciudad. Puedes alquilar una bici para recorrerlo, dar un paseo en barca y subir a la columna de la Victoria para ver todo el parque desde las alturas, entre otros.

6. Postdamer Platz

Aunque en 1920 ya era el corazón de Berlín, de hecho, aquí se instaló el primer semáforo de europa, durante la separación quedó en tierra de nadie y fue prácticamente destruida durante la guerra.

Hoy día es una plaza totalmente renovada y muy actual con sus modernos edificios. Es una zona con mucha actividad comercial, está el Sony Center, el paseo de las Estrellas, un centro comercial enorme (Berlín Mall), edificios de lujo como el de Chrysler y Mercedes Benz, etc.

7. Parlamento de Berlín o Reichstag

Pese a haber sido quemado y reducido por los propios nazis para acabar con los derechos constitucionales, el Parlamento ha resurgido como el ave fénix.

Conservando su estilo anterior, pero con una cúpula muy moderna y totalmente de cristal. Haciendo el símil de una democracia transparente.

Se puede subir a ella en una visita gratuita, pero que hay que reservar. Se hace en la página oficial. Allí te dan una audioguía que te va explicando sobre la cúpula y sobre las vistas a medida que vas subiendo por la plataforma.

Parlamento de Berlín
El nuevo Parlamento de Berlín, totalmente reconstruido y con su famosa cúpula de cristal
Cúpula del Parlamento de Berlín
La visita a la cúpula al atardecer es un espectáculo.

8. Topografía del Terror

Cerca de Check Point Charlie está este gran Centro de Documentación desde como Hitler llegó al poder hasta los años posteriores a la caída del régimen.

Es gratuito y te dan una audioguía que te va explicando en base a las fotografías expuestas. También podrás ver parte del muro en sus exteriores.

Aunque a ratos se hace duro, es un lugar muy muy recomendado que ver en Berlín. Un auténtico imprescindible en tu visita.

9. Bebelplatz

Esta plaza reúne la Ópera, la Biblioteca Real y la Universidad (antiguo Palacio del Príncipe). Pero este lugar es famoso por algo más. Y es que aquí fue donde el 11 de mayo de 1933 los nazis quemaron todos los libros que consideraban “no alemanes”. Hoy día se puede ver una estantería vacía subterránea rememorando este acontecimiento.

10. Hackesche Höfe

Comúnmente llamado “los patios judíos” por estar en el antiguo barrio judío o “barrio de los graneros”. Estos patios interiores cerrados eran muy comunes en Berlín y servían para albergar restaurantes, cabarets y centros culturales.

Abiertos al público desde 1906, se han convertido en una visita obligada en Berlín.

Hoy día su estatus no ha cambiado y está lleno de boutiques y restaurantes elegantes, pero se puede pasear por ellos gratuitamente y disfrutar de su encanto.

Patio Judíos de Berlín
Uno de los famosos patios judíos de Hackesche Höfe

11. Dead Chicken Alley

Muy cerca del anterior, pero accediendo por otra entrada, una que pasa prácticamente desapercibida. Está en la calle Rosenthaler Strasse, en el número 39.

En este callejón famoso por su street art, encontrarás el famoso grafiti de Ana Frank, entre otros.

Debe su nombre a un grupo de chicos que se hacían llamar los “pollos muertos” (dead chicken) que compraron este callejón para poder expresar su arte. Hay que recordar que en un Berlín, con el muro recién derribado, ansiaba libertad, y pintar en las paredes estaba prohibido. Estos chicos buscaron la forma de expresarse y aún sigue esta iniciativa.

Allí podrás hacer una parada en vuestro viaje, en uno de los dos bares que hay. Uno a la entrada y otro al final del callejón.

Dead Chicken Alley
El resto de murales va cambiando pero el de Anne Frank no.

12. Catedral de Berlín

Construida entre 1894 y 1905 y destruida durante la guerra que volvió a abrir sus puertas en 1993. De estilo neorrenacentista destaca por sus cuatro torres y su cúpula central de más de 100metros de altura, con una cruz de oro en lo más alto.

Se encuentra en la isla de los museos, y entrar cuesta 6€. Pero si tienes la Berlín Welcome Card, hay descuento en la entrada.

Catedral de Berlín
Esas cúpulas verdes de la Catedral de Berlín me tienen enamorada.

13. East Side Gallery

Una galería de arte urbano que da vida a la parte del muro más larga que ha sobrevivido. 1,3 kilómetros de grafitis llenos de simbolismo que recuerdan el pasado o apuntan a un futuro mejor y más bonito.

El más famoso es el del beso entre Leonid Brezhnev (el líder de la antigua URSS )y Erich Honecker (el jefe de estado de la RDA).

Pero hay otros como este de abajo, que conmemora cada una de las personas que murieron intentando saltar el muro con una rosa. Sobrecogedor.

East Side Gallery
el lugar más fotografiado del muro de Berlín
Muro de Berlín
Una flor por cada muerte intentando cruzar el muro… sin palabras.

14. Mauer Park

Dar un paseo por este parque los domingos se ha convertido en un imprescindible. Aunque se ha vuelto un poco turístico, organizan karaokes por la tarde donde todo el mundo puede participar.

15. Oberbaumbrücke

Muy cerca del East Side Gallery, está este antiguo puente de ladrillo de 150 metros tan singular. Antiguamente era de madera, pero tras las reformas en 2001, se le dio esta estructura por la que pasan metro, tranvía, vehículos y peatones.

16. Campo de Concentración de Sachsenhausen

Para los interesados en esta parte de la historia de Berlín, existe un antiguo campo de concentración, hoy en día convertido en museo. La entrada es gratuita y podrás tener una audioguía que te vaya explicando durante tu visita por 3€. Junto con la audioguía te dan un mapa para que te orientes porque aquello es muy grande y tiene pocas explicaciones “in situ”.

También puedes visitar Sachsenhausen con un guía en español que te explicará todo de forma amena.

Pero vayas como vayas y si vas en verano, lleva agua y gorra y ve lo más pronto posible. Allí apenas hay sombras.

Planea para esta visita toda una mañana.

Campo de Concentración de Sachsenhausen
A la entrada el famoso cartel de muchos campos de concentración

17. Check Point Charlie

Último punto de control entre las dos alemanias divididas. Sobre el cartel se ve la foto de dos militares, el último soldado americano y el último soldado ruso que estuvieron allí.

Otros lugares que puedes ver de Berlín alrededor de esta zona son: el Mauer Museum o Museo del Muro donde nos cuenta su historia, el Trabi Museum dedicado al coche más popular de la RDA (República Democrática Alemana), y el Currywrust Museum dedicado a la especialidad gastronómica de Berlín.

Check Point Charlie
Check Point Charlie se llena muy pronto de turistas…

18. La Piedad

Antiguo puesto de guardia que ahora alberga una lápida funeraria dedicada a los que combatieron en la resistencia y urnas con tierra recogida de los campos de concentración.

Tras la reunificación se incluyó la escultura de una madre con su hijo muerto.

La Piedad
La Piedad, una madre con su hijo muerto en brazos.

19. Tempelhofer Feld

Antiguo aeropuerto clave para el suministro de mercancías en la época de las dos alemanias. Este aeropuerto ha quedado en desuso total, siendo ahora un gran parque donde los berlineses pasan los domingos haciendo picnic.

20. Teufelsberg

Colina de 115 metros de alto, creada por la acumulación de 25 millones de metros cúbicos de escombros recogidos tras la guerra.

En ella se pueden practicar deportes como escalada, parapente e incluso esquiar si nieva. Pero también es muy famosa en el mundo de la fotografía por tener unos enormes aparatos de escucha (utilizados por los estadounidenses) abandonados.

21. Gendarmenmarkt

Esta hermosa plaza está rodeada por dos catedrales “gemelas”. La catedral francesa y la alemana, una frente a la otra.

Justo en medio de la plaza está la escultura de Friedrich Schiller, rodeado por las musas de la lírica, teatro, filosofía e historia.

22. Iglesia Kaiser Wilhelm

Esta iglesia fue construida en 1895 en memoria del emperador Guillermo I. Y se ha convertido en todo un símbolo desde la guerra por quedar medio destruida. De sus 113 metros originales, quedan 63 metros.

El reloj se volvió a poner en funcionamiento y toca a cada hora interpretando una melodía.

Iglesia Kaiser Wilhelm
Aun estando medio derruida, tiene mucho encanto.

También te puede interesar...

Escribe tu comentario

* Usando este formulario aceptas la política de privacidad y protección de datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Acepto Leer Más