Inicio EUROPAEspañaCastilla y León GUÍA Salamanca: qué ver en 1, 2 y 3 días

GUÍA Salamanca: qué ver en 1, 2 y 3 días

por Leticia A.
Plaza Mayor Salamanca

Considero a Salamanca una de las ciudades más bonitas de España. Todo el que la conoce seguro que puede decir lo mismo. Y si tú aún no la conoces ya estás tardando, porque con esta guía sabrás todo lo que puedes ver en Salamanca en 1, 2 y 3 días. Para recorrer el casco histórico de Salamanca y conocer los imprescindibles de esta ciudad dorada.

Lo de ciudad dorada le viene de mucho tiempo atrás y es debido al color que toma la piedra de Villamayor de noche. Esta piedra la verás por todo el casco histórico y todas las edificaciones importantes están hechas con esta piedra. No es casualidad, esta piedra es característica por su color y brillo dorado pero también por ser muy fácil de labrar, las delicias de todo escultor. Y sacaron buen provecho de ello como verás a continuación.

Qué ver en 1 día en Salamanca

Un día será suficientes para enamorarte de esta ciudad, ¡qué digo! te vas a enamorar a primeva vista. Y no soy una exagerada que te lo quiere vender todo muy bonito y tal… no no, he visto mucha gente alucinar con esta ciudad. Yo tuve la suerte de vivir en ella durante todo un año durante mi época de estudiante y no me cansaba de verla y pasar por la Plaza Mayor todos los días.

Si solo tienes un día para conocer Salamanca te propongo una ruta intensa pero que merece la pena desde el primer punto hasta el último. Y tranquilo porque no tendrás que andar mucho, !todo lo que ver en Salamanca está muy cerquita!

Al final del post encontrarás un mapa con todos los puntos marcados. Podrás usarlo durante tu visita para no perderte y no perderte nada.

Plaza Mayor

Empezamos por el plato fuerte. Y es que aunque lo bueno se hace esperar, no hay tiempo que perder para admirar esta preciosidad. Es algo que hay que ver en Salamanca sí o sí.

La Plaza Mayor de Salamanca es de estilo barroco, del siglo XVIII. Una obra importante a nivel nacional y europeo y que contribuyó entre otras cosas a que esta ciudad fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988.

Algunas curiosidades son:

  • Aunque parece un cuadrado, realmente cada lado mide diferente, formando así un trapecio de unos 80 metros de lado aproximadamente.
  • Tiene 88 arcos y en la columna de cada uno podrás ver un medallón con un personaje importante de la historia. A falta de algunos como el de Franco, Godoy, … y algunos que aún no se han labrado.
  • Hasta medidados del s.XX tenía jardines. Puedes ver una representación de ello en la película «Mientras dure la guerra» de Alejandro Amenábar.
  • Punto de encuentro. Este lugar es lugar de encuentro a diario por salmantinos y salmantinas. Cuando yo vivía aquí era común decir: «quedamos en el reloj» y eso quería decir, debajo del reloj del Ayuntamiento, que está en la Plaza Mayor. Si te fijas, seguro que ves a más de uno esperando.

Si vas con buen tiempo, compra algo de comida y siéntate en el suelo a disfrutar del lugar. Este era uno de mis planes favoritos cuando vivía aquí y no dejo de recomendarlo. También puedes sentarte en cualquier terraza.

Y no olvides visitarla tanto de día como de noche! Es un IMPRESCINDIBLE.

Y aquí os tengo que pedir un favor: entrad en la plaza con los ojos cerrados. Si tenéis alguien que os guíe, entrad con los ojos cerrados y que os lleve al centro. Sino entrad mirando al suelo y sin hacer trampas. Andad un buen trozo hasta que ya no estéis debajo de los soportales y entonces ya podéis mirar arriba!!

En serio, que no os dé vergüenza en absoluto. A mí me lo hicieron en su día y desde entonces se lo hago a todo con quien voy. Vale la pena.

Casa de las Conchas

Continuamos por la Rua Mayor y a nuestra izquierda aparecerá este palacio característico por las conchas que decoran su fachada.

Existen dos teorías que justifican estas conchas, una es que Don Rodrigo Maldonado (dueño) pertenecía a la orden de Santiago. Y la otra es que su nuera, que también vivió en esta casa, tenía representada esta concha en su escudo familiar. Por una o por otra razón, es un lugar tan bonito por fuera como por dentro.

El edificio es utilizado actualmente como biblioteca pública, donde se aprecian restos de este palacio pero lo que más gusta es su patio interior, desde donde se ven las torres de la Clerecía.

Casa de las Conchas
Su bonita fachada resulta muy curiosa a los viajeros
patio Casa de las Conchas
Bonito patio desde el que asoman las torres de la Clerecía

La Clerecía

Es un enorme conjunto arquitectónico construido por los Jesuítas. Este conjunto incluye la iglesia, dos grandes pabellones para los antiguos alumnos y el claustro. Hoy en día es la sede de la Universidad Pontificia y recientemente se ha convertido en un IMPRESCINDIBLE que ver en Salamanca.

Pero lo que más me gustó de la Clerecía es poder subir a sus torres. Yo diría que son las mejores vistas de la ciudad. Primero subes a una torre por unas estrechas escaleras y después puedes pasar a la otra torre por una pasarela. Ambas torres tienen vistas a los 4 puntos cardinales por lo que tienes vistas de todo el alrededor.

Incluso, si el viento lo permite, se puede subir hasta la altura de las campanas. Algo que a nosotros no pudimos hacer porque estaba cerrado por seguridad. Una pena.

Horario y precios: La entrada SCALA COELI (subir a las torres de la Clerecía) cuesta 3,75€ (menores de 12 años gratis) y puedes hacerlo en este horario: dic-ene-feb de 10:00 a17:15 y de marzo a noviembre de 10:00 a 19:15. Gratuita los martes no festivos de 10 a 12h.

la Clerecía de Salamanca
Vistas desde la Clerecía
Vistas a la Catedral desde lo alto de las torres, imprescindible que ver en Salamanca.
vistas clerecía
Vistas cruzando las pasarelas, a prueba de vértigo

Colegio de Anaya

Seguimos andando por la Rúa Mayor y llegamos a la plaza de Anaya. De frente ya va a llamar nuestra atención la fachada de la Catedral, pero antes de acercarnos, girar a la izquierda para admirar la grandiosidad del Colegio de Anaya, actual Facultad de Filología.

¡Quién hubiera estudiado en un lugar como este! nada más con la fachada ya se te queda la boca abierta. Si vas en época escolar, podrás aprovechar para colarte en ella y ver algo de su interior.

Colegio Anaya Salamanca
Podría pensarse que estamos en Grecia en lugar de Salamanca

Si tu visita coincide un día de diario, podrás para a tomar algo en la cafetería de los estudiantes, una antigua caballeriza real. Está situada en el lado derecho si miras de frente al Colegio de Anaya.

Catedral Nueva y Catedral Vieja

El debate está servido en este lugar ya que algunos se refieren a ellas como las catedrales, pero otros defienden que realmente sólo es una por tener un solo obispado.

Sea como sea, no deja de ser curioso que se mantengan las dos catedrales unidas. La Catedral Vieja, de románica, que quisieron conservar por si la obra de la nueva no llegaba a buen puerto y la Catedral Nueva propiamente dicho, que debido al tiempo empleado en su construcción (220 años) tiene varios estilos, destacando el gótico.

Desde la Plaza de Anaya vemos la Catedral nueva, y justo en frente la puerta más famosa, donde hay un astronauta en su fachada, entre otras peculiaridades. A los lados de la puerta podrás ver entre la ornamentación un astronauta, un demonio comiendo un helado y hasta un perro comiendo un racimo de uvas.

Esto ha dado lugar a muchas especulaciones, pero no es más ni menos que una licencia artística que se le da a los restauradores para que incluyan cosas de la época de la restauración. Esta parte baja (si te fijas se ve la diferencia de color en la piedra) fue restaurada en el s.XX, de ahí el astronauta.

Horario y precio: La entrada a la Catedral cuesta 6€ (2,5€ para desempleados y familias numerosas). Gratis los martes no festivos de 9 a 11h. Horario: L-M-X de 10:30 a 17:00, J-V-S de 10:30 a 19:00 y los domingos de 10:30 a 18:00. Teniendo en cuenta que la última entrada es 45 minutos antes del cierre.

Catedral Nueva Salamanca
Fachada lateral de la Catedral Nueva de Salamanca
Catedral Vieja de Salamanca
Catedral vieja de Salamanca.

Si te fijas en la torre, se aprecia una ligera inclinación ocasionada tras el terremoto de Lisboa. Algo que se ha querido corregir tras la reparación de los daños pero que si lo sabes, aún se nota.

La Universidad de Salamanca y su rana

Si sólo vas a estar un día en Salamanca, al menos debes acercarte a la fachada de la antigua Universidad para buscar la famosa rana. La leyenda que yo conocía y creo que es la más común, es que si encuentras a la rana aprobarás todos los exámenes. Después también he oído a guías decir que si encuentras la rana volverás a Salamanca o encontrarás al amor de tu vida. Ya lo que cada uno crea.

Y si me lo permitís, quiero hacer un pequeño spoiler para contaros la verdadera historia. El spoiler es que la rana está encima de una calavera, ya está, aun así os costará encontrarla por lo tanto es un pequeño spoiler. Y lo que quería contaros es que la rana (o sapo según algunos) representa la lujuria, el vicio, el pecado, y lo que hace es advertir a los estudiantes para que se centren en los estudios.

Si dispones de al menos dos días para ver Salamanca, entonces te recomiendo que entres en la Antigua Universidad, más adelante explico porqué.

Fachada Antigua Universidad Salamanca
En esta preciosa fachada ornamentada se encuentra la famosa rana
La rana de Salamanca
Detalle de la rana de Salamanca ¿la ves?

Paseo por el Puente Romano

Antes de que sea de noche, otro IMPRESCINDIBLE que ver en Salamanca es dar un paseo al atardecer por el puente romano. Algo muy reconfortante, romántico y una vez llegamos al otro lado tendremos otra de las mejores vistas de la ciudad.

Para poner broche final a la ruta intensa de hoy os contaré un sitio donde cenar con las mejores vistas. Pero eso será en otro post sobre dónde comer en Salamanca, edición gourmet.

Puente Romano de Salamanca
No puede faltar un paseo por el puente de Salamanca, y menos con estas vistas

Ierónimus, subir a las torres de la Catedral.

Aunque ya hemos visto las catedrales por dentro, existe otra forma de disfrutar de ellas. Subir a las torres de la Catedral es una visita IMPRESCINDIBLE que ver en Salamanca. No todos los días puedes andar por el tejado de una Catedral y disfrutar de sus vistas.

Puedes disfrutar de las torres y sus preciosas vistas de dos formas:

  • Visitas diurnas, desde las 10 hasta las 20h puedes subir a las torres y disfrutar de unas preciosas vistas de Salamanca. Algo que ya hice hace años y me encantó.
  • Visitas guiadas nocturnas, recientemente pude disfrutar de esta visita y puedo decir que además de tener el privilegio de andar por los tejados de la Catedral y que un guía te cuente la historia de este lugar con todo lujo de detalles, también podrás disfrutar de un espectáculo de luces privado desde lo alto de la catedral. Y no cuento más, esto hay que vivirlo, las fotos no hacen justicia.

Horarios y precios: La visita diurna la puedes hacer todos los días y cuesta 4€. La visita guiada nocturna se realizan únicamente los fines de semana (viernes y sábado), a partir de las 20h según la época y cuesta 10€ y puedes reservarla en la web de ieronimus.

Vistas nocturnas Catedral
Vistas nocturnas de la Catedral desde su tejado.
Visita Ieronimus
Vistas sobre el tejado con la luna llena acompañándonos.

Qué ver en Salamanca en 2 días

Si piensas que ya lo vistes todo estás muy equivocado, seguimos con qué ver en tu día 2 en Salamanca. Seguimos recorriendo la ciudad a pie. La ruta de hoy promete no ser tan intensa como la de ayer pero llena de sitios curiosos e interesantes.

El Mercado y la gastronomía local

¡Qué me gusta un Mercado de Abastos de los de toda la vida! Al lado de la Plaza Mayor se sitúa el Mercado de Salamanca. Un lugar no muy turístico donde encontrar un buen jamón con D.O. de Guijuelo, un buen queso con D.O. de Arribes, unas lentejas con D.O. Lenteja de la Armuña o las carnes también protegidas con D.O. Carne de Morucha de Salamanca. Ya sabéis que me gusta elegir con Denominación de Origen para favorecer lo autóctono, a los agricultores/ganaderos y a la economía local, y además de obtener muy buena calidad.

Antigua Universidad de Salamanca

Este edificio está lleno de historia y curiosidades. Merece la pena dedicarle un rato en tu itinerario de 2 días por Salamanca. La primera curiosidad que os voy a contar está en su fachada. Y es que ésta no era la fachada principal sino la trasera. ¿Y qué pasó? Pues que al construirse la Nueva Catedral, la fachada principal de la Universidad quedaba un tanto sosa y no podía competir con la Catedral. ¿Qué hicieron? Pues lo que imagináis, cambiar la fachada trasera y ponerla como principal. Esas cosas de por aquel entonces.

Si entráis en la Universidad lo primero que llama la atención es su patio interior. Pero eso no es todo. A su alrededor se encuentran una serie de salas que eran las antiguas aulas, de las cuales una conserva el mobiliario del siglo XVI (Si os fijáis se puede ver incluso lo que escribían en la madera sus antiguos alumnos).

Clase de la Universidad
Antigua clase de la Antigua Universidad de Salamanca

Cada aula era para una materia o enseñanza y son nombradas con personajes importantes como Miguel de Unamuno. Algo muy curioso es que arriba de cada puerta se nombra la materia que se impartía y el color de cada una son los que todavía utilizamos. Amarillo para medicina, Rojo para Derecho, Blanco para Bellas Artes, …

Otro punto importante de esta visita es la capilla. Y no por ser una iglesia, sino por su historia. Antiguamente, la capilla no era tan alta y la segunda planta era ocupada por la Biblioteca de la Universidad. En esta sala se encontraba la famosa pintura de «El cielo de Salamanca», una obra de gran interés y que se puede visitar (abajo os explico). Al agrandar la capilla, esta pintura quedó como techo de de la capilla, que no tardaron en cambiar por contener símbolos «paganos» pues representaba las estrellas y los signos del zodiaco.

Lograron extraer un tercio de «El cielo de Salamanca» y está expuesto en el Museo de la Universidad, en el Patio de Escuelas Menores y hasta la fecha era gratuito. Durante mi última visita a la ciudad (octubre de 2020) no era posible acceder por tareas de mantenimiento.

Huerto de Calixto y Melibea

Una visita breve por este bonito jardín donde se dice que tuvieron lugar las escenas del libro «La Celestina» de Fernando de Rojas. Cierto o no, es un bonito lugar sobre la antigua muralla de Salamanca donde descansar un poco o simplemente dar un pequeño paseo.

Casa Lis y Museo Art Nouveau y Art Decó.

Museo con piezas únicas del Art Nouveau y Art Decó. Una gran colección que cedió Manuel Ramos Andrade a cambio de que se conservara este precioso edificio en ruinas por esa época.

El edificio fue construido para D. Miguel de Lis. Un palacete urbano con unas vidrieras que te dejarán boquiabierto. La visita merece tanto la pena por la colección como por el edificio en sí. Una preciosidad.

También se ve su fachada de vidrieras desde fuera, cerca del puente romano. No olvides pasar por aquí para verlo desde fuera. Y si lo ves de noche es otro espectáculo.

Casa Lis desde atrás
Desde el río se puede ver toda la cristalera de la Casa Lis
Interior Casa Lis
La cristalera interior impresiona nada más entrar

Tengo que decir que no está permitido hacer fotos en su interior pero a nosotros nos dieron un permiso especial para poder enseñaros algo de su interior. Eso sí, en su preciosa cafetería sí se pueden hacer fotos y además tomar un tentempié.

Horario y precio: abre de martes a domingo de 10 a 14h y de 17 a 20h. Cuesta 5€ y es gratis los jueves de 11 a 14h.

La Cueva de Salamanca

De camino desde la Casa Lis a la próxima parada podemos pasar por la Cueva de Salamanca, un lugar que aunque no se puede visitar, atrae a la gente por su oscura leyenda.

La leyenda dice que aquí daba clases el diablo a siete alumnos durante 7 años. Con el tiempo uno de sus alumnos tenía que quedarse con él a cambio de sus clases. El Marqués de Villena, que fue uno de sus alumnos y se dice que burló al diablo escondiéndose en una tinaja, pero tras su escapada se dice que perdió la sombra. Siendo señalado así por todo el mundo como el hombre sin sombra y con la moraleja de que nadie burla al diablo.

La leyenda varía según quien la cuente. Pero realmente lo que se conserva es la cripta de la Iglesia de San Cebrián, que fue derribada en el s.XVI y que se está volviendo famosa a raíz de esta leyenda.

Convento de San Esteban

Su arquitectura renacentista asombra ya desde fuera. Merece igualmente la pena visitar su interior y descubrir su patio interior o claustro, la Iglesia de San Esteban, subir al coro para ver la iglesia desde las alturas e incluso pasarse por el confesionario de Santa Teresa.

También se puede subir al balcón exterior de su fachada y tener unas vistas diferentes de Salamanca. Aunque actualmente por el Covid-19 está cerrado al público. Una verdadera pena y esperamos que lo abran pronto.

Horario y precios: 4€ adultos. De 10 a 14h y de 16 a 18h en invierno y hasta las 19h en verano. Último ticket 45 minutos antes del cierre. Gratis menores de 10 años.

Convento de San Esteban
Impresionante fachada del Convento de San Esteban y su Iglesia
Claustro del Convento de San Esteban
El Claustro del Convento de San Esteban, tan impresionante como su fachada

Convento de las Dueñas y sus pastas

El Monasterio de Santa María de las Dueñas alberga un precioso claustro en su interior. Un plan perfecto de a media tarde es comprar unas pastas que elaboran las propias monjas del lugar y sentarte en el claustro a disfrutar de ellas y de las vistas.

La especialidad de la casa son los amarguillos, hechas con almendra y los bocaditos.

Horario y precio: abren de lunes a sábado de 10 a 12:45 y de 16:30 a 19h. Entrar al claustro cuesta 2 € y las pastas ya depende de cada uno!

Claustro Convento de Dueñas
Un precioso claustro donde se respira paz

Plaza Mayor de noche

Si aún no has visto la otra Plaza Mayor, la que aparece cuando cae la noche, ¿a qué estás esperando? No puedes irte de Salamanca sin recorrer este precioso lugar tanto de día como de noche.

Un bonito lugar donde poner broche final a tu segundo día por Salamanca.

Plaza mayor de noche
De noche es aún más espectacular si cabe

Qué ver en Salamanca en 3 días

Cerro de San Vicente

En el Cerro de San Vicente se encuentran los orígenes de Salamanca. Un yacimiento arqueológico con más de 2700 años donde se puede ver el primer asentamiento de Salamanca. Este lugar es muy especial pues se conserva debido a que posteriormente el centro de la ciudad se cambió de lugar.

También se conserva las ruinas del antiguo Convento de San Vicente que fue destruido en la guerra de independencia.

Si quieres visitarlo, debes ponerte en contacto con la Oficina de turismo de Salamanca para solicitar una visita guiada.

Cerro de San Vicente
Detalle del primer asentamiento de la ciudad

Convento de Santa Clara

Con una exposición de piezas únicas, como una representación de la Virgen María aprendiendo a leer de niña. También se conserva el techo original de la capilla, al que se puede acceder por una pasarela.

Iglesia de San Marcos

Si todavía te queda algo de tiempo después de todo lo que hay que ver en Salamanca puedes pasear por la calle Zamora hasta la Iglesia de San Marcos, curiosa por ser redonda.

Capilla de la Vera Cruz

¿Eres fan de la Semana Santa? pues no puedes olvidar visitar la Capilla de la Vera Cruz. Es la única iglesia cuyo propietarios es la Cofradía de la Vera Cruz, la más antigua de Salamanca, fundada en 1506. Es una Cofradía muy activa, gran partícipe de la Semana Santa Salmantina y además, reconocida de Interés Turístico Internacional. La entrada es libre.

De compras por Salamanca

Podrás encontrar todo tipo de tiendas de souvenirs a lo largo de la Rúa Mayor. Te recomiendo que apoyes esos pequeños negocios locales que encontrarás en esta larga calle.

Aquí podrás encontrar desde joyería salmantina con el famoso botón charro, infinidad de objetos con la famosa rana de salamanca y camisetas y sudaderas con el logo de la Universidad de Salamanca entre otros.

La calle Toro es la calle comercial de la ciudad, donde se encuentran las marcas de ropa más conocidas. También por esta calle podrás encontrar pequeñas tiendas de recuerdos, aunque menos que en la anterior.

Itinerario con más calma

Si vienes 3 días a Salamanca quizá te compense dejar algo del primer día para el tercero y repartir un poco así el itinerario. Esto te dejará más tiempo libre para disfrutar de la ciudad y dedicar más tiempo a cada punto. Pero no olvides nada porque del primer día son todo IMPRESCINDIBLES.

Que ver en Salamanca si te sobra tiempo

Si llegados a este punto te sobra tiempo, debo darte la enhorabuena porque habrás aprovechado tu visita al máximo. Si aún te quedan ganas de conocer esos pequeños rincones menos conocidos de Salamanca te puedo recomendar algunos como el monumento al Lazarillo de Tormes, la Casa-Museo de Unamuno que ahora mismo está cerrada pero quizá cuando vayas esté abierta, el precioso Palacio de la Salina o el Museo de historia de la automoción con una bonita exposición de coches antiguos.

También puedes visitar el pozo de las nieves, un pozo utilizado antiguamente para acumular nieve y formar el hielo, tan útil en aquellos tiempos. O el Centro de interpretación de la antigua muralla de Salamanca, que está frente a la Cueva.

Pozo de las Nieves
Este pozo de nieve se conserva gracias a que fue utilizado como basurero

Consejos para visitar Salamanca

Contratar un guía

Si realmente quieres conocer Salamanca y su historia, te aconsejo contratar un guía.

Salamanca es preciosa y te llena los ojos simplemente paseando por ella, pero pierdes mucha información. Yo he intentado plasmar lo más interesante en esta guía, o al menos lo que más me gustó a mí. Pero he tenido que dejar atrás muchas cosas y muchos detalles.

En mi última visita a Salamanca contamos con la experiencia de una guía oficial, Carmen Ingelmo, todo un encanto de persona, y de la que aprendimos muchísimo. Podéis contratar sus servicios a través de su web «Salmanca Tourisme» y seguro que sabe amoldarse a vuestros gustos y tiempo. Con nosotros lo hizo y no pudimos estar más contentos con ella.

Alójate en el centro

Dado que prácticamente todo lo importante que ver en Salamanca está en el casco histórico, es muy recomendable alojarnos en él o al menos lo más cercano posible. Salamanca se disfruta a pie.

Si llegas a esta ciudad en coche, debes saber que todo el centro es zona azul y en gran parte peatonal. Puedes valorar buscar un alojamiento con parking, bucar aparcamiento un poco más alejado y olvidarte del coche o usar la zona azul con la aplicación «elParking» con la que podrás renovar tu ticket desde cualquier parte. Nosotros lo hemos usado mucho este verano y es muy cómodo.

Si ya duermes con vistas como las que tenía en el NH Collection Palacio de los Castellanos, mejor que mejor. La cama era comodísima y el desayuno de maravilla. Y ya levantarte con el Convento de San Esteban por la ventana un lujazo. Los que me seguís en Instagran lo habréis visto, y los que no ¿a qué esperáis?

Hay mucha variedad de alojamientos, de hecho, este verano pasamos una noche allí volviendo de nuestro viaje por Asturias. En esa ocasión elegimos los apartamentos Luxor, que están muy céntricos y también son muy recomendables. La atención fue de 10 y las instalaciones del apartamento espectacular. Nos sentimos como en casa.

Y ya si puedes permitirte el lujo de dormir con vistas a la Plaza Mayor… hazlo!

En todo caso, si no puedes o quieres quedarte en el casco histórico, Salamanca es una ciudad llena de vida allá donde elijas.

Mapa con todo lo que ver en Salamanca

Qué necesitas para tu viaje

Escribe tu comentario

* Usando este formulario aceptas la política de privacidad y protección de datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Acepto Leer Más