Inicio EUROPAPortugalLisboa Qué ver en Cascais

Qué ver en Cascais

por Leticia A.

A muy pocos kilómetros de Lisboa se sitúa este pueblecito pesquero con encanto. Muy buena opción para unos días de relax en la playa o una excursión de un día desde la capital. Y para aprovechar ese tiempo vamos a ver qué ver en Cascais, sin olvidar dónde comer, cómo llegar y dónde dormir en Cascais.

Qué ver en Cascais

La primera imagen que nos viene a la mente al pensar en Cascais es en esa formación rocosa en el mar con forma de puente donde rompen las olas, la «boca del infierno». Pero Cascais tiene más que ver.

Centro histórico

Un paseo por el centro histórico es obligado. Casitas de colores y con azulejos típicos, tiendecitas de todas clases, y ese olor a mar. Las calles peatonales recomendadas son la Rua Federico Arouca, si llegas en tren prácticamente al lado, o la Rua Visc. da Luz, muy cercana a la anterior.

Calles peatonales del centro de Cascais
Una calle cualquiera del centro de Cascais donde dar un agradable paseo

Playa de la Duquesa, playa de la Concepción y playa de la Reina

Las dos primeras playas están unidas y se podría considerar como sólo una. Es la playa más grande situada en el casco urbano de Cascais y justo al lado de la estación de tren.

La playa de la Reina está prácticamente escondida y se podría considerar prácticamente una cala al estar rodeada de rocas y acantilados.

Palacio Seixas

Alberga el Ecomuseo do Seixal, destinado a fomentar el desarrollo sostenible. Organiza paseos en barco por el Tajo entre abril y octubre. Y por fuera es precioso palacio que parece haber salido de algún cuento, ¿no os parece?

Palacio Seixas en Cascais
Precioso palacio, ahora museo, junto a la costa de Cascais

Baía de Cascais

Pequeña playa con unas bonitas vistas al Palacio Seixas. Junto al casco histórico también. Aquí suele haber alquiler de canoas o kayaks para los que prefieren un turismo más activo.

Puerto pesquero

Si sigues paseando hacia el noroeste, se rodea el puerto pesquero. Allí están los pequeños barcos y sus redes de pesca. Una estampa muy típica del pueblo.

Torre de Cascais o Fortaleza de Nuestra Señora de la Luz.

Al lado del puerto pesquero se sitúa esta gran fortaleza del siglo XV situada junto al mar. Construida en la misma época que la Torre de Belén. Esta gran fortaleza dispone de un nuevo estilo con patio interior. Que no tardó en ser renovada por Felipe I, dándole este aspecto triangular con contrafuertes para una mayor defensa.

Dentro se encuentra la Ermita de la Virgen de la Victoria. Por supuesto, también se puede pasear libremente por su alrededor y sentirte pequeñito.

Al lado de la fortaleza, en la Plaza de Juan IV, está el Palacio de Cascais y el Museo de Arte.

Museu Condes de Castro Guimarães

Este precioso Palacio llama la atención desde lejos. El edificio fue construido en 1897 como casa de verano de Jorge O’Neil, irlandés que la usó como vivienda de verano. Y que fue comprada por el Conde Castro de Guimaraes y que legó al pueblo de Cascais para su uso como Museo.

Se puede visitar el interior y admirar el lujo en muebles, paredes y techos. También hay piezas antiguas de porcelana y plata, y una biblioteca con ejemplares raros.

Está situado en el parque Marechal Carmona, un espacio por donde dar un agradable paseo e incluso hacer un picnic.

Horarios: M-V de 10 a 17h. S-D de 10 a 13 y de 14 a 17h. Cerrado lunes y días festivos.

Museo del conde de castro en Cascais
Precioso Palacio, que me recuerda al de Sintra con ese color.

Faro de Santa Marta

Un precioso faro característico por su base cuadrada. Y como no podría ser de otro modo, de azulejos blanco y azul. Este faro de guía la línea de mar norte del puerto de Lisboa. Podéis subir a él para unas vistas panorámicas o simplemente dar un paseo por la exposición que hay a su alrededor que cuenta un poco más de su historia.

Horarios y precios: M-D de 10 a 18h. 5€ entrada normal, 2,5€ reducida y gratis el primer domingo de cada mes.

Faro de Santa Marta al fondo
¿No me digáis que no llama la atención su forma cuadrada y sus colores?

Boca do inferno o boca del infierno.

Casi por último, pero sin menospreciar un imprescindible que ver en Cascais, la boca del infierno. Llegar a él es muy fácil tras un agradable paseo al lado del mar desde el faro de Santa Marta.

Una vez allí puedes verlo desde varias perspectivas, hay una plataforma donde asomarte desde la parte de fuera o desde el mar. Y otro mirador justo de frente a la «boca» o al agujero que deja pasar al mar.

Impresiona el ruido que hace el mar y las olas al chocar, entiendo de donde viene el nombre. Pero verlo con el mar agitado tiene que ser espectacular.

Boca del Infierno o Boca do Inferno
El eco de las olas es increíble, desde este mirador se ve perfectamente.

Senderismo por el Parque Nacional de Sintra-Cascais

No podemos olvidar que Cascais está situado en un enclave natural, el Parque Nacional de Sintra-Cascais, donde los amantes de la naturaleza podrán realizar variedad de rutas de senderismo. Si queréis hacerlo con una excusión organizada también es posible.

¿Cómo ir a Cascais desde Lisboa?

A unos 30 kilómetros de Lisboa, te será muy fácil llegar a Cascais. Puedes ir en coche perfectamente si has alquilado uno para tu viaje o has llegado con el tuyo. Pero si no es así, seguramente la manera más cómoda y fácil de ir sea en tren. Nosotros incluso fuimos en tren para no complicarnos en buscar aparcamiento.

Lo podéis coger en la estación Cais do Sodre o desde la estación de Belén. Tan solo tenéis que tomar la línea de Cascais, así de fácil. Salen cada 20 minutos y el precio con la tarjeta de transporte Viva Viagem es de 1,95€ por persona y trayecto. No hace falta reservar, se compra en cualquier taquilla o máquina automática de la estación un rato antes.

La estación de tren en Cascais está muy céntrica y desde ella podéis hacer el recorrido andando por todo lo que ver en Cascais que acabamos de ver.

Uber y Bolt funcionan muy bien en la zona de Lisboa, pero ir hasta Cascais sería algo más de 20€ por trayecto. Yo lo prefiero para pequeños trayectos dentro de la capital.

Otra forma de visitar Cascais es con una Excursión a Sintra y Cascais desde Lisboa, donde también visitas el Palacio da Pena. Es buena opción si tenéis poco tiempo.

¿Dónde comer en Cascais?

Es difícil elegir dónde comer bien y barato en Cascais, un lugar super turístico sobre todo en verano. Por suerte, aún quedan bares/restaurantes familiares donde saborear el mejor arroz portugués o el mejor pescado.

Es el caso del restaurante Melody, prácticamente en el centro, un pequeño lugar con gatronomía local y de calidad. Muy recomendable sus arroces, de varios tipos, que sirven en pequeñas cazuelas pero que llenan hasta el más hambriento. Un consejo es pedir para una persona de menos, es decir, si sois 4, pedir la cazuela para 2 o 3 personas y si acaso algún plato más. Y si sois dos, recomiendo pedir para una persona y otro plato a compartir.

El precio es muy razonable, unos 10-12€ el arroz para una persona.

Cazuela de arroz con bacalao, típico portugués
El arroz con bacalao estaba para chuparse los dedos.

¿Dónde dormir en Cascais?

Si tienes planeado pasar varios días en Cascais, tienes variedad de alojamientos a tu disposición. Eso sí, si viajas en verano, te recomiendo reservar con bastante antelación.

Hoteles más recomendados:

Kasa 23, un hotelito con encanto y muy céntrico. La mejor relación calidad-precio.

Hotel Baia 3*, con piscina y fantásticas vistas frente al mar. Precio muy razonable y suele incluir desayuno.

Village Cascais Guest House, un poco más apartado pero con un jardín precioso, habitaciones para familias y unos bungalows con una pinta espectacular para un fin de semana romántico.

Cascais o Sintra

Si no disponéis de mucho tiempo en vuestro viaje a Lisboa quizá tengáis la duda de si ir a Cascais o a Sintra. Y como siempre hay un «depende».

Bajo mi punto de vista, no me iría sin conocer Sintra, el Palacio da Pena y Quinta da Regaleira son un espectáculo. Y el primero es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con lo cual no es sólo cosa mía.

Pero si lo que buscáis es algo más relajado, más enfocado al turismo de playa u os sobran días después de ver Sintra, sí recomiendo pasar al menos un día en Cascais. A nosotros nos encantó y fuimos en enero, cuando el turismo de playa estaba descartado, pero es verdad que fue porque tuvimos tiempo suficiente.

Qué necesitas para tu viaje

También te puede interesar...

Deja un comentario

* Usando este formulario estás de acuerdo con la política de privacidad de esta web.

Esta página usa cookies para mejorar tu experiencia. Por favor, indica si estás de acuerdo. Acepto Leer más

error: Content is protected !!