Inicio EUROPAPortugalLisboa Qué ver en Lisboa en 3 días: itinerario + MAPA

Qué ver en Lisboa en 3 días: itinerario + MAPA

por Leticia A.
Portada Lisboa en 3 días

Amada por muchos, odiada por otros. Se podría decir que o te enamoras de Lisboa o no te gusta. Su aspecto decadente puede ser la clave de su amor/odio. Pero no os dejéis engañar por la fachada y os animo a conocer Lisboa en 3 días.

Lo ideal es disponer de algún día más para completar el viaje con algunas excursiones de un día como Sintra o Cascais, que es lo que hicimos nosotros y os dejo el enlace a los post de cada uno.

MAPA con todo lo que ver en Lisboa en 3 días

He dividido el itinerario en 3 partes, organizando las distintas visitas por zonas para ahorrar tiempo y desplazamientos innecesarios.

El primer día está dedicado a la zona centro, a caminar por el centro de Lisboa. Los puntos de mayor interés están relativamente cerca y dejaremos los más alejados para otro día.

El segundo día lo he dedicado al barrio de Alfama y sus miradores y por último pero no menos importante, la zona de Belém. Aunque ya os adelanto que se podría unir estos dos últimos días en uno si no le dedicáis mucho tiempo a cada punto.

Abajo tenéis el mapa que llevamos en nuestro viaje con todos los sitios que visitamos localizados y alguno que no nos dio tiempo pero que espero que os sirva. Podéis descargarlo y consultarlo durante vuestro viaje. A mí me resultan de lo más útil.

Qué ver en el centro de Lisboa – 1 día en Lisboa

Si sólo tuviéramos un día para visitar Lisboa, sería este. Eso sí, añadiendo una rápida visita a Belem para ver su torre y probar los famosos pasteis de Belem.

Pero no quiero adelantarme y vamos a ver qué ver en un día en Lisboa (o en tu primer día de viaje).

Plaza de Camões y barrio Chiado

Empiezo la ruta aquí y la terminaremos por también por esta zona.

El barrio alto suele ser el más elegido para alojarse por su variedad de oferta gastronómica y de ocio nocturno. Nosotros nos alojamos muy cerca de esta plaza pero no voy a recomendar el sitio por la mala experiencia. Podéis buscar alojamiento en esta zona en este enlace y nos ayudáis a seguir con el blog.

En esta plaza podemos encontrar un Mantegaira donde hacer un buen desayuno o directamente empezar la cata de pasteis de nata en busca del mejor. Los de este sitio están entre mis favoritos.

Continuamos por la calle Garrett para pasar por una de las cafeterías más antiguas de Lisboa,  A Brasileira. Un lugar atrapado en el tiempo y lugar de inspiración, pues aquí escribía sus poemas Fernando Pessoa y aquí se vende una edición especial de su libro de poesías “Mensaje”.

A unos pasos y en el lado opuesto de la calle está la Librería Bertrand, que ostenta el Record Guinness a la librería más antigua y en funcionamiento continuo del mundo. Ahí es nada.

En su puerta podrás ver el título, pero no te quedes ahí y entra para echar un ojo a la variedad de libros que disponen. Algunos incluso en varios idiomas.

Convento do Carmo

Seguimos visitando el Convento do Carmo, o más bien sus ruinas, porque este edificio fue presa del famoso terremoto de Lisboa. Se inició su restauración, pero fue suspendida poco tiempo después dejándolo como hoy podemos ver, sin techo y sin capillas acabadas aunque sí conserva los arcos de la estructura. Lo que la hace más atractiva aún para el viajero. Siéntate un rato a contemplar la estampa y después puedes aprovechar para ver algunas piezas del Museo Arqueológico del Carmen que se encuentra en su interior.

Precio de entrada: 5€ por adulto

Horario: de lunes a sábado de 10 a 18h de noviembre a abril y de 10 a 19h de mayo a octubre.

Convento do Carmo desde dentro
Siéntate un rato a contemplar el Convento do Carmo porque la imagen no hace justicia.

Elevador de Santa Justa

Su estructura nos recuerda a algo y yo sé a qué. El famoso elevador o ascensor que conecta el barrio alto de Lisboa con el bajo fue construido por el discípulo de Gustave Eiffel. ¿A que ahora os concuerda todo?

Vale la pena subir y admirar las vistas desde lo alto, aunque también puedes acceder al mirador sin tener que usar el elevador.

Precio: 5,3€ por adulto y hasta dos viajes. Gratis con la Lisboa Card.

Horario: de 7:30 a 23h todos los días.

Estación de tren de Rossio

Ya que estamos por la zona, merece la pena subir un poco más para admirar la fachada de la estación de Rossio.  Dos puertas enmarcadas en dos herraduras es lo primero que llama la atención de esta espectacular fachada.

Por dentro es una estación sin más interés particular. Pero al ser una de las estaciones principales, si te alojas por la zona y tienes pensado ir a Sintra o Cascais, posiblemente te convenga coger el tren aquí.

Rua Augusta

Volvemos sobre nuestros pasos para llegar esta vez a la Rua Augusta, por donde bajaremos todo recto hacia la Plaza del Comercio.

Recomiendo encarecidamente bajar paseando por esta calle, viendo cada vez más cerca el Arco de la Rua Augusta y terminar alucinando al descubrir la Plaza del Comercio al final.

Es una de las cosas que más me gustó e impresionó de Lisboa.

Eso sí, también tengo que advertir que al ser el centro turístico por excelencia es una auténtica trampa para turistas. Te pararán mil veces para que te sientes en su restaurante, te pedirán dinero para cualquier historia e incluso te ofrecen droga.

Vosotros a lo vuestro, con un “no, gracias” es suficiente y tened vuestras pertenencias bien controladas por si acaso. A nosotros no nos pasó nada, pero es verdad que el clima de la zona no le hace justicia a la preciosidad del sitio.

Se puede subir al Mirador del Arco de la Rua Augusta por unos 3€, pero yo no creo que merezca la pena. Las mejores vistas del sitio están desde el siguiente punto.

Plaza del Comercio

Pasando el Arco de la Rua Agusta se abre ante nosotros una inmensa plaza abierta al mar. Pero no os quedéis ahí parados y caminad hasta el centro de la plaza para tener unas vistas de 360 grados espectaculares.

Esta plaza se llama así, porque era donde llegaban los barcos con las mercancías traídas de distintos lugares y donde lo ponían a la venta. Toda esta superficie estaba repleta de puestecitos y repleto de gente.

En el centro está la estatua de José I, gracias al cual (junto al Marqués de Pombal) la ciudad volvió a resurgir después del gran terremoto.

Si seguimos caminando hacia el río Tajo, tenemos unas bonitas escaleras dignas de cualquier Instagramer.

Yo en la Plaza del Comercio de Lisboa
La plaza del Comercio de Lisboa tiene mucha historia

Lisboa Story Center o Museo de Historia de Lisboa

En esta misma plaza tenemos la Oficina de Turismo y el Lisboa Story Center. Un museo distinto a lo que cabría esperar con algunos recursos interesantes pero que se sabe a poco. En nuestra opinión, fue interesante conocer un poco mejor la historia de Lisboa pero podría mejorar. Parece estar enfocado físicamente al público infantil pero la narrativa es bastante densa incluso para nosotros.

Recomendable si tienes la Lisboa Card porque te saldrá gratis pero sino no merece la pena.

Precio: 6,5€ por adulto.

Horario: de 10 a 19h.

Pink Street, ascensor de Bica y Mirador de Santa Catalina.

Continuamos paseando hacia la derecha por el paseo junto al río para llegar a la Pink Street. Una famosa calle de color rosa obligatorio también para todo instagramer. Pero lo curioso de este sitio es que antiguamente era lugar de prostitución, y actualmente es zona de ocio nocturno. El color rosa surge para hacer un lavado de cara a este lugar y darle una nueva vida.

Elevador de Bica.

Uno de los típicos “tranvías” (realmente llamados elevadores) que suben pendientes de vértigo.

Podéis encontrar 3 elevadores de este tipo, excluyendo el elevador de Santa Justa, que es diferente. Son el elevador de Bica, el de Gloria y el de Lavra.

Precio: 3,8€ por adulto y hasta dos viajes. Gratis con Lisboa Card

Mirador de Santa Catalina

El broche perfecto para terminar el itinerario de 1 día por Lisboa. Este lugar es muy frecuentado por jóvenes, sobre todo al atardecer. Donde podrás disfrutar de unas bonitas vistas de Lisboa.

Lisboa en 2 días: Alfama y Fado.

Alfama es el barrio más antiguo de la ciudad. Sus estrechas y sinuosas calles lo reflejan. Iremos subiendo poco a poco por este barrio, disfrutando de sus miradores sin dejar atrás puntos de interés cultural tan importantes como la Catedral de la Sé.

Catedral de Lisboa

Construida sobre una antigua mezquita, se encuentra la Catedrál o la de Lisboa. Lo más visitado en su interior es el Tesoro, donde se albergan varias reliquias de gran importancia religiosa como el cáliz de San Vicente o el Ostensorio de la Catedral de Lisboa.

Horario: de noviembre a abril de lunes a sábado de 10 a 18h. De junio a octubre de lunes a sábado de 9:30 a 19h, domingos y festivos cerrado.

Precio: 5€ por adulto.

Miradores de Alfama

Uno de los grandes atractivos de este barrio, a parte de sus entresijadas callejuelas, son los miradores. Y es que por esta zona se encuentran uno de los dos miradores más bonitos de Lisboa a nuestro juicio.

  • Mirador Porta do Sol.
  • Mirador de Santa Lucía
vistas desde el mirador de Santa Lucía
Podría decirse que el mirador de Santa Lucía es de los más bonitos, o al menos, con más encanto de Lisboa

Castillo de San Jorge

Bastante afectado por el famoso terremoto de Lisboa de 1755 (como muchos otros edificios) aunque reformado en el s.XX. Famoso por ser donde volvió Vasco de Gama tras su viaje a la India. Hay que coger aire para llegar a él pues se encuentra en los alto de la colina del barrio de Alfama. El paseo merece la pena aunque nosotros, sinceramente no entramos porque nos pareció abusivo el precio de entrada.

Horario: todos los días de 9 a 21h.

Precio: 10€ por adulto.

Grafitti Fado

Uno de los sitios más fotografiados de este barrio, icono del fado en Lisboa. El callejón es un tanto peculiar y cuando te adentras parece que allí no vas a encontrar nada bueno. Pero es lo que tiene Lisboa, que de un lugar perdido y olvidado aparece arte (callejero en este caso).

Lisboa en 3 días: Belem y Lx Factory

Dejar Belem para un día a primera hora puede ser la decisión más sensata, sobre todo si viajas en temporada alta. Las colas para entrar al Monasterio de los Jerónimos se vuelven infinitas desde bien pronto, así como para degustar los famosos pasteis de Belém. Así que hoy toca madrugar un poquito.

Para llegar a Belem podemos ir en coche si disponéis de él o en tren desde cualquier estación central de Lisboa. Por ejemplo desde la estación Rossio cuesta 1,35€ por persona. Puedes consultar los horarios y precios en la web oficial.

Lo primero es desayunar en el emblemático lugar donde se fabrican los famosos pasteles de Belem. El sitio es muy peculiar en su interior y aunque puedes optar por comprar y llevar, te recomiendo sentarte y acompañar tus pasteles con un café y disfrutar del ambiente del lugar.

¿Sabías qué…? Los pasteis de Belem es una marca registrada y sólo se llama así a los que se producen en este obrador de Belem que tiene los derechos. Todos los demás son llamados pasteis de nata y sería fraude llamarlos “de Belem”.

Monasterio de los Jerónimos

Seguimos por una de las visitas más importantes de tu viaje a Lisboa en 3 días. El Monasterio de los Jerónimos es…espectacular. Independientemente de si eres religioso o no, creo que es un lugar imprescindible que visitar en Lisboa.

El monasterio es enorme, y su claustro una preciosidad. Lo puedes recorrer libremente y tardarás una media hora aproximadamente. Una vez fuera, puedes acceder a la capilla de forma gratuita.

Precio: 10€. Incluido en la Lisboa Card

Horario: de martes a domingo de 10 a 17h.

vistas del claustro del Monasterio de los Jerónimos
Solamente por este precioso claustro merece la pena la visita al Monasterio de los Jerónimos

Monumento a los descubridores y Torre de Belem.

Prácticamente frente al Monasterio, se encuentra el Jardín de Alfonso de Alburquerque y el jardín Vasco de Gama. Unos jardines normales y corrientes, pero con un curioso pabellón tailandés que destaca.

Más adelante, junto al mar, hay un agradable paseo donde se encuentra el Monumento a los descubridores. Conmemorando el 500º aniversario de la muerte de Enrique el Navegante, y en ella podrás reconocer a algunos de los personajes más importantes de la era de los descubridores. Tiene un mirador en su punto más alto y desde allí se puede ver con mejor perspectiva la enorme rosa de los vientos que hay en el suelo junto a él.

Precio: 5€ por adulto (20% descuento con Lisboa Card)

Horario: de octubre a febrero de 10 a 18h todos los días. De marzo a septiembre de 10 a 19h todos los días. Último ticket media hora antes.

Paseando unos 15 minutos escasos, llegamos a la preciosa Torre de Belem, utilizada en sus inicios como torre defensiva. También dispone de mirador.

Precio: 6€ por adulto (gratis con la Lisboa Card)

Horario: de mayo a septiembre de 9:30 a 18h de martes a domingo. De octubre a abril de 10 a 17:30.

Se puede subir tanto al Monumento de los descubridores como a la Torre de Belem, pero en mi opinión, las mejores vistas están desde abajo. Pero por si tenéis curiosidad os he dejado la información de precios y horarios de las entradas.

A la hora de comer, os aconsejo apartaros de la zona turística de Belem. O bien podéis adentraros en el barrio y buscar algún restaurante como Sabor a Nos, o bien lo hacéis en la próxima parada.

Lx Factory

Si volvéis en tren, hay una estación intermedia de vuelta a Lisboa donde podéis bajar para visitar este lugar tan excéntrico, retro, icónico, alternativo, … no sé cómo describirlo.

Es como un mercado o más bien diría como un centro comercial alternativo donde podrás encontrar tiendas, bares y restaurantes de comida internacional.

Allí podrás comer, tomar algo, visitar una bonita librería, tiendas de decoración, artesanía,… Un lugar muy instagramable.

interior de la Librería Ler Devagar en Lx Factory
típica foto de la biblioteca más famosa en Lx Factory.

Y hasta aquí nuestro itinerario para ver Lisboa en 3 días. Considero que no es una ruta muy exigente ni intensiva, por lo que se podría hacer en 2 días perfectamente y sobre todo si vais en verano con los días más largos. Nosotros fuimos en enero y a las 6 de la tarde ya es de noche, algunos sitios cierran antes y es más difícil visitar algunos sitios.

Podéis hacerlo en 3 o en 2 días, pero yo no me iría de Lisboa sin dedicarle al menos un día a Sintra. El Palacio da Pena parece de cuento y Quinta da Regaleira nos enamoró con sus pozos y lugares “secretos”. En el post os contamos cómo organizar vuestro día en Sintra, qué visitar, dónde comer, cómo recorrerlo,…

Y si disponéis aunque sea medio día extra, también merece la pena una visita a Cascáis. Si vais en verano, con más razón todavía. Este pequeño pueblo costero tiene mucho encanto y dando un paseo por él podrás ver la boca del infierno y comer uno de los arroces más ricos que he probado.

Qué necesitas para tu viaje

Te puede interesar

Escribe un comentario

* Usando este formulario acepto el almacenamiento y uso de mis datos en esta web. Si quieres saber cómo tratamos tus datos visita nuestra Política de Privacidad :)

error: Content is protected !!